correderas-cortafuegos-con-puerta-peatonal-incorporada-13nov17-n-1

Qué tipo de certificados deben incluirse en la fabricación de puertas contra el fuego

Las puertas cortafuegos y sus componentes están clasificados a partir de distintos criterios que les otorgan determinadas certificaciones.

En Pumeyco te explicamos a qué se refiere cada certificación y cuáles son obligatorias en la actualidad.

FABRICACION DE PUERTAS CONTRA EL FUEGO: COMO ENTENDER LAS CERTIFICACIONES

Como bien sabemos, a partir de la normativa europea UNE-EN 16034:2015, las puertas cortafuegos deben cumplir de forma obligatoria con una serie de requisitos básicos para obtener sus certificaciones y ser comercializadas.

Bajo este contexto, el marcado CE se vuelve imprescindible en todo tipo de puertas cortafuegos.

Aunque, ¿cómo entender cada nomenclatura y las letras que aparecen en las certificaciones para confirmar que una puerta cumple con estos requisitos?

EL MARCADO CE

El marcado CE (Conformidad Europea) de norma de producto UNE (Una Norma Española) responde a las siguientes características:

  • Marcado CE de la propia puerta cortafuegos: es la indicada como UNE-EN-16034 y que aplica para puertas peatonales, comerciales, industriales y de garaje.
  • Marcado CE de herrajes de puertas cortafuegos: existen distintas certificaciones que responden a las características propias de la puerta.

Para dar algunos ejemplos:

UNE-EN179: Dispositivos de emergencia que se accionan por un pulsador o una manilla para recorridos de evacuación.

UNE–EN1154: Dispositivos de cierre controlado de puertas.

UNE–EN1158: Dispositivos de coordinación de puertas.

  • Normas de ensayo UNE-EN 1634: se refiere a los ensayos de resistencia al fuego de puertas y de control de humos de puertas y elementos de cerramiento de huecos y herrajes para la edificación. (Parte 1, 2 y 3).

NIVEL DE RESISTENCIA

Otra certificación importante es la que tiene que ver con el nivel de resistencia de la puerta contra el fuego.

Este nivel puede ir desde EI-30 hasta EI-120. Algo que indica la duración de resistencia al fuego en minutos, entre los 30’ y 120’.

Cada letra, indica una característica:

  • La letra E: Hermeticidad o Integridad. Define la capacidad de soportar la exposición al fuego por una de sus caras, sin la transmisión del fuego a la cara no expuesta.

A su vez, no permite el paso de humo ni de las llamas.

  • La letra I: Aislamiento. Se refiere a la capacidad para soportar la exposición al fuego por una de sus caras.

El elemento debe establecer una barrera al calor que proteja a las personas próximas a la puerta.

Puede ocurrir que, durante el ensayo, una puerta sobrepase determinada temperatura, pero no transmita las llamas.

Es decir, que apruebe el criterio E, aunque no el I. En este caso, no será considerada una puerta cortafuegos, a la que se otorgará solo la clasificación E como puerta para-llamas (no EI).

No es posible que suceda en forma inversa, ya que se considera más relevante el criterio de la integridad (E). Es decir, no encontrarás un certificado solo con la letra I.

  • La letra C: Autocierre.  Indica que la puerta cortafuego tiene incorporado un sistema de autocierre automático. Es decir, no interviene una persona para la apertura o el cierre.

La normativa vigente, UNE-EN-1191, exige que este mecanismo de autocierre supere determinados criterios de durabilidad.

El nivel exigido por el Código Técnico de Edificación (CTE) es el más alto de todos los disponibles.

A su vez, se complementa con los ciclos que también se exigen a las bisagras y otros elementos relacionados con la puerta cortafuegos.

El requisito C-5 significa que tiene una garantía de duración de 200.000 ciclos y que ofrece un cierre correcto sin daños que puedan afectar a su función de resistencia al fuego o control de humos.

  • La letra W: Limitación de la Radiación. Es la capacidad para soportar la exposición al fuego por una de sus caras, sin transmitir el calor radiado a la cara no expuesta o materiales adyacentes.

La puerta debe también proteger a las personas de la radiación en sus proximidades.

MANTENIMIENTO

Recuerda que el mantenimiento de una puerta cortafuego no solo es importante, sino obligatorio, ya que garantiza su nivel de calidad y de seguridad como el primer día.

El sistema de mantenimiento se encuentra en el libro de instrucciones del fabricante, complementado con el previsto en la UNE.

La Norma UNE 23740-1:2016 establece que las operaciones básicas de mantenimiento deben realizarse cada seis meses, como mínimo. Las operaciones avanzadas de mantenimiento deben realizarse cada año.

Después de realizado el mantenimiento, se debe colocar una etiqueta en el que indique la fecha, el resultado del mismo, la fecha del próximo mantenimiento y el nombre de la persona que lo realizó.

En Pumeyco, todos nuestros productos cumplen con las certificaciones exigidas para la fabricación de puertas cortafuegos.

Consulta con nosotros.

 

Puertas CortafuegosQué tipo de certificados deben incluirse en la fabricación de puertas contra el fuego