Puertas Correderas Cortafuegos


A la hora de garantizar la seguridad de nuestros clientes, la realización de las puertas correderas cortafuegos cumplen todos los requisitos necesarios para ello, tanto en forma como en función, es decir, el formato de las puertas correderas cumple la normativa vigente, y en cuanto al uso que se da de ellas está dentro de los estándares de seguridad descritos.

Según esto, las puertas metálicas correderas cortafuegos fabricadas por PUMEYCO y homologadas por el Laboratorio Oficial, según la norma actual vigente UNE-EN 13501-2:2004, se definen por las siguientes características:

  • Para la elaboración de las bandejas se usa chapa de acero galvanizado de 1,2 milímetros en ambas caras.
  • El relleno interior del módulo está constituido por lana de roca con fibrosilicatos, de densidad adecuada a el requerido. El grosor total resultante de la hoja puede variar entre 65 y 105 milímetros. Se fabrican en módulos de aproximadamente 950 milímetros de ancho por el alto necesario del hueco. Todos los módulos se conforman mediante “U” perimetral de acero galvanizado de 2 milímetros. La unión entre módulos y la “U” perimetral se realiza mediante remaches de diferentes diámetros y longitudes.
  • Cortahumos y armario de contrapesos fabricado en chapa plegada de acero galvanizado de 1,5 milímetros de espesor.
  • Los herrajes de cuelgue son de acero de la máxima calidad, permitiendo un perfecto ajuste al hueco, ya que son regulables en los tres planos espaciales X, Y y Z.
  • Apertura manual de la puerta y cierre por acción combinada de electroimán y contrapesos. Existe la posibilidad de automatizar las puertas para que tanto la apertura como el cierre, sean controlados eléctricamente por el motor y el cuadro de maniobra.

Estas características confieren confort y seguridad a cualquier local, negocio o vivienda que precise de este tipo de puertas para velar por su entorno y su más absoluta seguridad.

El objetivo final de este tipo de puertas metálicas correderas y cortafuegos no es otra sino la de conferir un aporte extra de seguridad en casos de incendio, en los que el fuego se vea impedido a seguir avanzando, y que los daños que produzca sean mínimos.

Puertas Correderas Cortafuegos Homologadas

Las puertas correderas cortafuegos de PUMEYCO están homologadas según la normativa vigente actual, por lo que nuestras puertas cortafuegos presentan las mayores garantías dentro del mercado de las puertas correderas cortafuegos.

La homologación de este tipo de puertas es imprescindible para dar por sentada la seguridad que ofrecen de por sí, es decir, para ser eficaces y eficientes en casos de incendios en edificios y locales comerciales de cualquier característica.

Existe un proceso concreto para otorgar la homologación a las puertas correderas cortafuegos, es un proceso llamado test del fuego, realizado por el laboratorio oficial de la marca, por el que se determina si la puerta cumple las condiciones de resistencia y seguridad que le son inherentes a sus condiciones.

Los pasos se realizan en el laboratorio, donde se crea una puerta prototipo idéntica a la solicitada por el cliente, se realiza en ella el test del fuego, y si cumple todos los requisitos y las condiciones de uso y resistencia, entonces se certifica como homologada y pasa a ser comercializada.

En este sentido, la puerta corredera cortafuego debe estar cerrada en el momento de contacto con el mismo, y se debe abrir de forma sencilla si está situada en una vía de evacuación.

Por todo este tipo de detalles, las puertas cortafuegos correderas deben estar instaladas a la perfección, responsabilidad ésta que Pumeyco tiene siempre en cuenta con todos sus clientes.

Puertas Correderas Cortafuegos: División de superficies

Las puertas correderas cortafuegos cumplen un papel fundamental para dividir grandes superficies o garajes en sectores de incendio independientes.

De esta forma, cuando se produce un incendio, estamos aislando por zonas los riesgos que puede producir un incendio, y por tanto, minimizando el impacto de un posible incendio en cuanto a daños materiales y humanos se refiere.

Es importante conocer las ventajas que las puertas correderas aportan a los clientes, ya que no solo estamos hablando de seguridad, sino también de ampliar las opciones de espacio que se encuentren disponibles con estas puertas.

Las puertas correderas metálicas cortafuegos son una excelente medida de separación de espacios, de forma que desde el punto de vista práctico, al separar zonas y ambientes, se minimizan los riesgos, en caso de incendio, de que tanto a nivel material como humano se produzcan daños graves.

Estas puertas estarán preparadas para evitar la expansión de las llamas que se propaguen, aíslan de forma térmica los diversos espacios que separan, son totalmente seguras, y tiene un efecto de estanqueidad contra humos tóxicos.

En este sentido, la calidad es un factor imprescindible que siempre está presente en todos nuestros procesos de fabricación, porque sabemos que una puerta cortafuegos corredera debe estar hecha con las mejores garantías posibles, tanto a nivel de seguridad como a nivel de practicidad.

Puertas Correderas Cortafuegos: Fabricación

La fabricación de puertas correderas cortafuegos en módulos verticales nos permite cubrir grandes dimensiones.

Esa fabricación tiene lugar en nuestras instalaciones del polígono industrial El Cañal en Arganda del Rey, y de ahí las puertas que se fabrican cuentan con todas las garantías de seguridad, robustez y equilibrio que caracteriza a todos los productos de Puymeco.

Por otro lado, la practicidad que las puertas correderas cortafuego prestan a cualquier ámbito, se trata de una característica que no debe pasar desapercibida para nuestros clientes, ya sean del sector industrial que sean, o del negocio que posean, ya que la posibilidad de separar zonas dentro de una zona general, es una opción práctica en todos los sentidos, y que aumenta la seguridad siempre.

Además, podemos instalar en la propia puerta corredera una puerta peatonal con las ventajas y comodidades que eso supone, y también el conjunto de la puerta corredera y la puerta peatonal se encuentra homologado.

La composición de las puertas correderas cortafuegos puede realizarse con una hoja o con varias hojas, y cada hoja se encuentra fabricada con chapa de acero galvanizado por ambas caras, que contiene en su interior lana de roca con fibrosilicatos, que permiten el efecto ignífugo que se necesita en este tipo de puertas.

Alrededor de la hoja se encuentra un perfil de metal en forma de U, que aísla de forma compacta a toda la puerta, y por eso es imposible que el fuego ni el humo entre dentro perjudicando la función de la puerta.

Todo son ventajas con nuestras puertas correderas cortafuegos, y además se trata de unas ventajas que se pueden comprobar por parte del cliente en todo momento.

En este sentido, podemos demostrar que esa puerta que el cliente ha adquirido, ha pasado por todos los controles necesarios como para certificar que es cortafuego, y que un incendio no podrá destruirla.

Especialistas en Puertas Correderas Cortafuegos

Nuestros instaladores son especialistas y tienen amplia experiencia tanto en reformas como en obras nuevas, en cuanto a la instalación de puertas correderas cortafuegos.

En cuanto al funcionamiento, las puertas correderas cortafuegos suelen estar coladas de una guía superior con rodamientos protegidos, que permiten su deslizamiento en horizontal cuando sea precise abrir esa puerta.

En la parte inferior la guía se encuentra fabricada con un sistema de cojinetes que no se ve, y que está situado al lado contrario del cerramiento.

El formato es el mismo para todas las puertas, aunque el mecanismo puede ser manual o automático, en cualquier caso, la activación de la puerta corredera cortafuego en caso de incendio siempre se accionará de manera automática, de manera independiente a que la puerta se maneje de forma manual.

Puertas correderas cortafuegos: tipos

Como es natural, la diversidad también está presente en las puertas correderas cortafuegos, porque cada cliente tiene sus propias necesidades, y porque cada lugar estará preparado para una determinada forma de la puerta que protegerá del fuego a quien esté al otro lado, y protegerá todo el material inflamable que se encuentre cercano.

En primer lugar contamos con puertas correderas cortafuegos de una hoja, que es la más habitual para cualquier tipo de negocio o local, donde la fabricación de módulos verticales machihembrados, hace que se pueden cubrir grandes huecos.

Según las dimensiones de las puertas, se recomienda accionar su movimiento para el cierre final y proteger los amortiguadores de impacto, a partir de 9 metros cuadrados de superficie.

Por otro lado, la puerta metálica corredera cortafuegos con puerta peatonal incorporada, ofrece una alta versatilidad para el cliente, y una posibilidad de uso sencillo y posible en cualquier lugar donde se instale, ya que protege del fuego, tanto lo material como lo humano, a pesar de que se pueda usar de manera independiente.

Las puertas telescópicas cortafuegos de varias hojas, se fabrican de forma parecida a las puertas correderas cortafuegos de una sola hoja, pero incluye algunas características como las siguientes:

  • Existe sincronización en las hojas que componen la puerta corredera, de forma que el movimiento que se produce es simultáneo y se garantiza de esta forma, un movimiento coordinado y suave, que facilita la duración de la puerta en sí, así como la velocidad constante en todo momento. Para conseguir esto, la primera hoja tendrá una velocidad doble que la inmediata.
  • Esta puerta de varias hojas cubre grandes huecos sin tener que hacer cada hoja más grande, ya que se pueden combinar para ello.

Una modalidad de este tipo de puertas telescópicas, es la que se fabrica para los hangares, que son puertas de grandes dimensiones, que pesan bastante, y que han de recorrer grandes distancias para su apertura o cierre.

En cualquier caso, necesitarán de automatizaciones para su movimiento, y siempre serán una plena garantía de seguridad para todo el recinto donde se encuentren instaladas.

Por último, una modalidad diferente aunque incluida en las puertas correderas cortafuegos, son las puertas guillotina, que pueden ser de acción manual o automática, y que en vez de tener las guías en las zonas superior e inferior, las tienen en los laterales.

Son puertas idóneas en lugares donde no existe espacio por los lados suficiente como para gestionar el espacio de la forma más adecuada, por ejemplo en naves industriales que precisan de la construcción de sectores de incendios.

Disponen también de un sistema homologado de anti-rotura de los cables de acero que frenan la apertura o el cierre de la puerta, y que en caso de accidente, se bloquean para no perjudicar el mecanismo interno de la misma.

Todos estos tipos de puertas correderas cortafuegos, disponen de todas las garantías necesarias para que tengan un uso prolongado en el tiempo, y para que en caso de incendio, actúen conservando la función para la que están diseñadas.

Puertas CortafuegosPuertas Correderas Cortafuegos